Sandra Bazar, socia de Meniños: “Con una pequeña ayuda, sumada a la de todos, se pueden conseguir grandes objetivos”

Fue a la salida de un centro comercial, en época navideña, cuando a Sandra Bazar le contaron cómo funcionaba Fundación Meniños. El primer contacto que tuvo con la ONG se realizó “en una campaña que estaban haciendo unos voluntarios, quienes me informaron un poco sobre Meniños y me enseñaron unos folletos informativos”, recuerda. Casualmente, unos días después, Sandra conoció a una trabajadora de la ONG, quien le dio un último empujón para formar parte de la institución, aunque ella reconoce que “ya lo había meditado mucho antes” y que estaba segura de dar el paso. Tres años más tarde de esta anécdota, Sandra nos cuenta qué significa para ella pertenecer a Meniños.

Sandra, antes de conocer a Meniños, ¿pensabas que en Galicia todavía había problemas en la infancia de algunos niños y niñas, que no pueden crecer con una familia o que tienen dificultades sociales para hacerlo?

Me imaginaba q habría casos, como en todo el mundo. Pero la verdad que nunca pensé que hubiera tantos niños, en Galicia, sin las mismas oportunidades que tuvimos la mayoría de nosotros.

¿Qué opinas sobre las campañas que lleva a cabo Meniños, enfocadas desde la infancia hasta la adolescencia?

Las campañas me parecen maravillosas, porque tanto los niños y las niñas,  como los adolescentes, van a ser el futuro de nuestra sociedad. Además, estos crearán sus respectivos valores, que ellos irán adquiriendo en esta etapa de su vida. Hay que pensar que ellos no eligieron la situación familiar que les tocó vivir.

También me gusta la idea que tenéis de dar una segunda oportunidad a las familias que, en un momento dado, puedan tener un problema, y no sacarle a los hijos directamente, sino temporalmente, hasta solucionar el problema. Creo que incluso ahora tenéis en proyecto solucionar casos de familias con problemas con sus hijos adolescentes, una idea genial, ya que trabajáis con quienes serán el futuro de nuestra sociedad.

¿Qué le aporta a una persona saber que su dinero sirve para intentar que cada uno de los niños y niñas que viven en situación de dificultad social puedan ejercer su derecho a crecer en una familia?

Lo que puede contar es que mi experiencia es muy gratificante, sabiendo que, con mi aportación, que es mínima, las cosas pueden mejorar. Aunque creo que lo más importante de todo esto es concienciar a la sociedad de que estos problemas también existen en nuestra comunidad y, con unas pequeñas ayudas, se pueden intentar solucionar.

¿Qué le diría a alguien que se plantea ser socio o voluntario de una ONG como Meniños?

A sabiendas de que la situación económica de la mayoría de las familias actualmente no es la ideal, yo les diría que no estén pensando que tienen que donar grandes cantidades de dinero, que se informen y verán que con su pequeña ayuda, junto con la mía y la de todos, se pueden conseguir grandes objetivos. Al fin y al cabo, querer es poder.

Y si no puede ser con una aportación mensual, siempre se puede colaborar en determinadas campañas o en proyectos puntuales. Respecto a esta idea, creo que sin la ayuda de los voluntarios nada de esto sería posible, y yo, como muchos otros, seguramente tardaría más en conocer vuestra gran labor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Adolescencia, Experiencias, Familia, Infancia, ONG, Un café con.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s